Conoce las siguientes claves para pensar en la economía del futuro, hoy

 

El mundo se encuentra cambiando a velocidades drásticas y eso afecta a distintas esferas de la humanidad. La forma en la que nos relacionamos con el ambiente, con nuestros seres queridos e incluso la manera en la que nos vinculamos con el empleo y el dinero. En ese sentido, el sector financiero es uno de los sectores que más ha sufrido las modificaciones que trae aparejada la constante revolución tecnológica. En el siguiente artículo nos centraremos en algunas claves para pensar la economía del futuro, hoy.

Si pensamos en cómo vivíamos hace apenas unas décadas y cómo vivimos hoy en día, los cambios que encontraremos son radicales, e incluso muchos de ellos no hemos llegado aún a tomar real conciencia de lo que significan. Por ejemplo, la manera en la que hablamos con nuestros seres queridos es completamente diferente: de depender de hablar por teléfono de línea o encontrarnos personalmente, a poder hacerlo de manera continua por Whatsapp. Este fenómeno se vive en diferentes aspectos de nuestro día a día y uno de ellos es la economía y las finanzas. ¿Cómo podemos imaginar lo que vendrá y en qué panorama nos encontramos?

En primer lugar, debemos destacar que el 2020 ha sido el año del gran salto tecnológico en lo que a finanzas se refiere. Un claro ejemplo de ello es el boom alrededor de las criptomonedas: hoy en día millones de personas buscan cómo comprar Bitcoin luego de ver los rendimientos históricos alcanzados en uno de los años más oscuros de la economía moderna por los efectos de la pandemia. En ese sentido, se ha logrado dejar atrás muchos prejuicios en torno a la digitalización de las finanzas, a lo que se suma el mayor tiempo en el hogar y la necesidad de realizar diversos trámites y acciones a distancia.

Así entonces, podemos pensar que en el futuro cercano las inversiones por parte de pequeños y medianos ahorristas estarán al alza, ya que es cada vez más sencillo poder hacerlo desde cualquier dispositivo con conexión a internet, en todo momento y lugar. Esto puede verse sobre todo en el sector de los más jóvenes, quienes ingresan a los mercados a una edad mucho más temprana que sus padres. Por supuesto, la tecnología juega un rol clave en ese aspecto, ya que sin ella nada de esto podría ser posible.

En esa misma dirección, la relación con el empleo formal también se ha visto modificada, ya que los más jóvenes intentan lograr la independencia financiera mediante inversiones o emprendimientos, en vez de apostar al viejo paradigma del trabajo estable. Las aplicaciones que caben en un celular y las billeteras virtuales hacen que la economía sea algo mucho más fluido y liviano, y no un problema a resolver de manera constante. En los próximos años no debería extrañarnos que nos encontremos con un panorama financiero bastante diferente: personas dedicando su tiempo libre a mejorar sus finanzas y disfrutando de mayor tiempo libre.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies