Plantas espermatofitas

Si te interesa conocer sobre el reino vegetal, quizás necesites saber sobre las plantas espermatofitas, ya que son una clasificación que incluye muchas de las especies vegetales.

Existen más de 270.000 conocidas en la actualidad. En este artículo tienes algunos de los datos principales vinculados a las plantas espermatofitas.

Definición y principales características de las plantas espermatofitas

Este tipo de plantas pueden ser conocidas también como fanerógamas, perteneciendo a un grupo denominado plantas superiores. Comparten algunas de sus características con otro tipo de hierbas, como por ejemplo, el hecho de que son plantas vasculares. Lo anterior significa que existe un tejido vegetal que conduce y distribuye las sustancias necesarias para la misma.

Las demás características principales es que todas generan semillas y sus órganos reproductores son visibles (flores, etc.). El hecho de que posean semillas se considera un elemento evolutivo con respecto a sus predecesoras. Esto se debe a que, en lugar de emplear esporas para su esparcimiento, desarrollaron sistemas más complejos.

Las esporas resultaron ser deficientes debido a su corta vida. Los sistemas complejos están basados en estructuras y órganos orientados a otro sistema de reproducción sexual. Se cree que esta evolución surgió a partir de otro tipo de especies, conociéndose al primer fósil como; helecho con semilla.

Evolución de las espermatofitas

Como ya has leído, las plantas espermatofitas descienden de los aún existentes helechos. Se considera la semilla como la evolución de la heterosporía, que consistía en la generación tanto de microesporas como de megaesporas.

La estructura de las plantas fue cambiando y se apreciaron troncos y ramas más fuertes y definidos además de la abundancia de hojas. Otro elemento en la evolución es que las primeras semillas estaban recubiertas por cúpulas que funcionaban para obtener más polen del aire.

Una de las razones por la que existe mayor diversidad de especies se encuentra en la evolución del método de reproducción, que fue impulsado por la existencia de semillas y flores.

Tipos de plantas espermatofitas

Las fanerógamas se agrupan en dos clasificaciones principales: las angiospermas y las gimnospermas. La mayor diferencia entre estas reside en que las angiospermas tienden a desarrollar flores muy apreciables.

Por otra parte, las gimnospermas son plantas con una estructura leñosa y producen un conjunto de estructuras que se denominan flores, pero estas últimas aparecen generalmente en forma cónica. Las semillas aparecen de forma individual en distintas estructuras en dependencia de la planta.

Otra característica distintiva es el hecho que en las gimnospermas las semillas están al descubierto a diferencia de las angiospermas. Estas últimas también introducen el concepto de polinización en la reproducción de las plantas.

Importancia de su conservación

El 75% de las plantas que conocemos son plantas con flores, es decir angiospermas, y forman parte de la cadena alimenticia del ser humano y muchos más organismos.

Además, por las características de las gimnospermas, ellas constituyen plantas que principalmente se aprovechan por su madera, siendo también una enorme fuente de oxígeno.

El hecho de que estas plantas puedan ser aprovechadas casi en su totalidad ha traído problemas. La biodiversidad de las espermatofitas se ve en peligro debido a la sobreexplotación de las especies por motivos económicos; incluyendo estos la industria de la madera, alimentación y textil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies