Aprendiendo sobre los beneficios de las semillas de cannabis

Las pipas tienen un nuevo contendiente: ¡Las semillas de cannabis!

Estas semillas son obtenidas de la planta de cannabis. Pueden ser obtenidas tanto de la variedad Sativa, que no contiene casi THC (el compuesto químico que te hace sentir colocado), aunque también pueden ser consumidas las semillas de variedades híbridas o de cannabis indica pura. Las semillas de marihuana, aunque sean híbridos o de Indica, contienen muy poco THC y no poseen ningún riesgo si son consumidas. Aquí puedes leer más.

Hoy nos gustaría hablar sobre los beneficios que nos aporta comer semillas de cannabis. Estas semillas, por mucho tiempo, fueron ignoradas como comida. Vistas solo como una comodidad para crecer marihuana o cáñamo, pasaron más bien desapercibidas con respecto a su gran valor nutricional.

Vamos a ver qué tipos de beneficios nos aporta consumir semillas de cannabis.

Valor Nutricional

Este es el valor nutricional de una ración de 45 gramos de semillas de cannabis:

  • 166 calorías
  • 6 gramos de carbohidratos
  • 2 gramos de fibra (semillas sin cáscara)
  • 0 gramos colesterol

 

Vitaminas y Minerales

Las semillas de cannabis tienen una cantidad sorprendente de vitaminas y minerales, y son muy recomendadas como suplemento diario para tener tu dosis diaria de ciertos nutrientes como el hierro y la vitamina b6.

Aquí una lista de los minerales que pueden ser encontrados en las semillas de cannabis, en ningún orden en particular:

  • Hierro
  • Zinc
  • Magnesio
  • Potasio
  • Calcio
  • Fósforo

Sí, las semillas de cannabis tienen una cantidad inaudita de vitaminas y minerales. Están llenas hasta arriba de nutrientes. Veamos qué tipo de vitaminas contienen:

Vitamina E: Esta vitamina es una de los antioxidantes más importantes para nuestro cuerpo.

Vitamina B6: Ayuda en la producción de anticuerpos en el sistema inmune. También es clave para sintetizar hemoglobina y neurotransmisores.

Niacina (Vitamina B3): Es importante para el sistema digestivo, el sistema inmune y también para convertir la comida en energía.

Riboflavina (Vitamina B2): Es una vitamina importante para el crecimiento como lo es para la salud de nuestros ojos y piel.

Tiamina (Vitamina B1): Importantísima vitamina para el metabolismo de las células. También es importante para el buen funcionamiento de nuestro corazón y nuestros músculos.

Folato (Vitamina B9): Clave para el buen funcionamiento de nuestros órganos.

Y aquí una lista de los minerales: Hierro, calcio, magnesio, potasio, zinc.

semillas de cannabis

Proteína

Las semillas de cannabis tienen una proteína que es tan completa como la proteína encontrada en el huevo, la carne vacuna, etc.

La mayoría de la proteína vegetal no puede ser llamada completa porque no contienen los nueve aminoácidos esenciales: histidina, valina, isoleucina, leucina, fenilalanina, treonina, triptófano, metionina y lisina.

Afortunadamente, las semillas de cannabis tienen todos estos aminoácidos y más. Esto es bastante inusual en una fuente de proteína vegetal: La única otra proteína vegetal igual de completa es la de la quinoa. Ni siquiera el tofu, la fuente de proteína más querida por los vegetarianos y veganos, puede llamarse una proteína completa. Así que las semillas de cannabis son buenísimas para todos aquellos que prefieren proteína vegetal a la proteína animal.

La proteína vegetal es más saludable que la animal, estudios demuestran: El consumo prolongado de proteína animal conlleva consigo problemas de salud, especialmente envejecimiento prematuro y algunos tipos de cáncer.

Cómo comer las semillas de cannabis

Incorporar las semillas de cannabis a nuestra dieta no es tan difícil como parece.

Primero, hay dos maneras muy básicas de comer semillas de cannabis: Con cáscara y sin cáscara. Con cáscara, pueden tostarse y comer así como están como pueden también ser añadidas a ensaladas y otros platos. Con cáscara aportan una alta dosis de fibra insoluble, que es muy importante para nuestra salud.

Sin cáscara, estas semillas pueden ser consumidas tanto crudas como cocinadas/tostadas. Tienen un sabor similar al de las pipas, y saben muy bien tostadas con un poco de sal. Son muy populares para esparcir por encima de helados, yogures, y otros postres parecidos.

También podrías hacer leche de semillas de cannabis. Esta es una bebida muy, muy rica y bastante fácil de hacer: Usa doscientos gramos de semillas de cannabis para hacer más o menos un litro de leche. Aquí una receta rápida de leche de cannabis o leche de cáñamo:

Ingredientes:

 

  • Doscientos gramos de semillas de cannabis, sin cáscara
  • Endulzante al gusto
  • Una cucharada de esencia de vainilla
  • Un litro de agua

Instrucciones:

  1. Añade agua y las semillas a tu licuadora o procesadora y licúa por un par de minutos.
  2. Exprime el resultado a través de una tela especial para hacer leche. También puedes usar un colador o un calcetín (limpio).
  3. Endulza la leche y échale esencia de vainilla o, si prefieres, chocolate en polvo.

Y listo, ¡Ya tienes tu nutritiva leche de cáñamo! Recuerda, para mejor resultados usa semillas de la mejor calidad como las que venden online en Justbob.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies