¿Qué tipos de energías renovable existen?

La energía renovable es aquella cuya fuente proviene de la naturaleza, un término que se le otorga gracias a que contiene una inmensa cantidad de energía y porque además es capaz de regenerarse por medios naturales.

¿Por qué es importante la energía renovable?

Esto se debe a que es una fuente de energía limpia, inagotable y cuyo campo se ha estado expandiendo a través de los años, características que la colocan como una de las mejores opciones para alejarnos un poco de la dependencia energética con la que podemos contribuir con el ambiente, ya que no produce emisiones contaminantes ni gases con efecto invernadero, que son los causantes del cambio climático que nos afecta hoy en día.

Tipos de energía renovable

Entre este tipo de energía se encuentran: la energía eólica, la geotérmica, la hidroeléctrica, la mareomotriz, la solar, biomasa y los biocombustibles.

Energía eólica

Es aquella que se obtiene a partir de la fuerza del viento. Se trata de una energía generada a través de unas turbinas de viento que están conectadas a un generador, y que al girar –por causa del viento– transforman ese movimiento en electricidad.

Esta es una de las energías más implementadas hoy en día, pues grandes compañías como Google han tomado conciencia del cambio climático y han creado lo que se llama parque eólico, sin contar con los miles de países, como Venezuela, Colombia, EE.UU, España entre otros que están produciendo energía renovable.

Energía Geotérmica

El término Geotérmico viene del griego geo que significa «Tierra» y de thermos que se traduce como «calor» a lo que juntos forman la palabra «el calor de la Tierra», lo que significa que este tipo de energía proviene del calor del interior de la Tierra. En algunas regiones del planeta, muy cerca de la superficie, las aguas subterráneas pueden alcanzar temperaturas muy altas a punto de ebullición, lo que permite accionar turbinas eléctricas y con esto producir energía.

Energía hidroeléctrica o hidráulica

Es la energía que se obtiene de los ríos y corrientes de agua dulce y, resulta como una energía potencial que a través de unas turbinas que mueven un generador eléctrico pueden ser transformadas en energía eléctrica.

Energía mareomotriz u oceánica

La energía marina o energía de los mares, también conocida como energía oceánica, es aquella que es producida por las olas del mar, las mareas, la salinidad y las diferencias de temperatura del océano. Aunque parezca poco el movimiento del agua en los océanos , esta crea un vasto almacén de energía cinética o energía en movimiento que se puede aprovechar para generar electricidad.

 

Energía solar

Como su nombre lo indica, es aquella proveniente de la energía que produce el sol y que puede transformarse en energía térmica. Esta es quizás una de las energías más comunes, pues hoy en día existen miles de paneles fotovoltaicos o solares en los tejados de muchas casas.

Sin embargo, en la actualidad existen muchas variedades que han sido creadas gracias al avance tecnológico actual. Tales, como los paneles flexibles, paneles de bajo costo, paneles en órbita alrededor de la tierra o aquellos aplicables, como una pintura que puede ser aplicada en cualquiera superficie.

Biomasa

Este tipo de energía renovable se encuentra a través del conjunto de residuos orgánicos producidos por la sociedad que van desde basura hasta residuos ganaderos, agrícolas o forestales. Esta es un tipo de energía que aprovecha todos los desperdicios resolviendo el problema del tratamiento de los residuos y reduciendo el peligro de incendios forestales, llegando hasta ser implementada como fertilizante en la agricultura.

Pero, esta biomasa da paso a la generación del biogás, una energía alternativa compuesta principalmente por dióxido de carbono y metano, los cuales son generados por la biodegradación de la biomasa.

El biogás es uno de las mejores formas de reciclar y aprovechar al máximo todos los desechos orgánicos, ya que a través de un biodigestor –un dispositivo encargado de procesar los residuos orgánicos mediante la descomposición anaeróbica– se logrará generar gases como el metano, cuya aplicación va desde la generación de electricidad o energía térmica, hasta carburante para vehículos adaptados para su uso.

 

Energía de biocombustibles

Este tipo de energía se caracteriza por usar materiales, como cereales o aceites desechados, con la finalidad de crear un combustible alternativo a los utilizados y que son provenientes del petróleo. Esta energía renovable propone que a través de la fermentación de distintas plantas, y su posterior conversión en alcohol se logre generar una gasolina utilizable denominada bioetanol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies