¿Qué es un generador de ozono y para qué sirve?

Generalmente cuando escuchamos el término ozono lo asociamos a la capa de ozono, que funciona como una capa protectora, ya que absorbe los rayos UV provenientes del sol. Sin embargo, también podemos encontrar esta sustancia en la naturaleza como resultado de las descargas eléctricas producidas en las tormentas, y en las capas más bajas de la atmósfera –en la troposfera– donde se le da el nombre de ozono troposférico, que resulta como uno de los contaminantes más habituales del ambiente con efectos perjudiciales para la salud.

¿Qué es ozono?

El ozono gaseoso es incoloro con un tono ligeramente azulado y un característico olor acre. La palabra ozono proviene del griego ὄζειν (ozein) y significa literalmente tener olor. Esta es la forma alotrópica del oxígeno constituido por moléculas triatómicas de oxígeno (O3).

¿Qué es un generador de ozono?

Un generador es un dispositivo que se encarga de pulverizar en el ambiente una pequeña cantidad de la molécula triatómica Ozono la cual resulta ser potencialmente desodorante, desinfectante y purificante de todo lo que entra en contacto con ella.

Existen muchos tipos de generadores de ozono, cada uno con una aplicación específica por lo que en el mercado nos encontramos con diversos modelos que se ajustan de acuerdo a las necesidades que se presenten, existiendo ozonizadores profesionales, industriales, portátiles, domésticos y para el agua.

¿Para qué sirve el generador de ozono?

Las propiedades del generador de ozono son innumerables, pues este sirve para higienizar y desodorizar ambientes, superficies, alimentos, agua y hasta nuestro propio organismo. Una de las aplicaciones más conocidas de este generador es la de purificar el aire interior, ya que es perfecto para eliminar los malos olores, los olores patógenos o la contaminación inorgánica, sin contar con que permite además purificar el agua y a limpiar los alimentos.

Purificación del aire

La purificación del aire es una de las primeras utilidades del ozono y quizás una de las más comunes, ya que permite acabar un 90% con la contaminación de componentes orgánicos e inorgánicos perjudiciales para la salud, como bacterias, virus, hongos, partículas químicas, entre otras a través de los tratamientos con ozono.

Agua potable y de calidad

Al igual que con el aire, el ozono produce un efecto similar con la purificación del agua por medio de la oxidación de los componentes perjudiciales para la salud, una proceso que se consigue de la mano de un ozonizador de agua doméstico, un dispositivo que nos permitirá conseguir múltiples beneficios, como agua inodora y cristalina libre de restos de partículas químicas y cualquier otra contaminación que se encuentre presente en ella.

Alimentación

Otra de las ventajas del ozono es disolverlo en agua, ya que permite acabar con restos de suciedad, plaguicidas, fertilizantes en frutas o verduras, hormonas o amoniaco en carnes y pescados a través del agua potable ozonizada una opción que nos permitirá disfrutar de un agua pura y perfecta para cocinar, beber y lavar alimentos.

Comida más fresca y sabrosa

El ozono permite que las frutas y verduras todavía sin madurar duren un poco más al ser lavados con agua ozonizada eliminando la capa que genera olor y bacterias, además de que una de las cualidades del ozono es el no desprender residuos por lo que obtendremos unos alimentos más frescos y naturales.

Protección del hogar

Hoy en día, existen muchos productos que contribuyen a mejorar la calidad del aire con la ozonización o recurriendo a ozonizadores específicos, como el caso de cuartos mal ventilados, cuartos de aseo o habitaciones cerradas.

Usos cosméticos y terapéuticos

El ozono juega un papel importante en el cuidado de la piel, ya que ayuda a curar imperfecciones cutáneas y pequeñas heridas a través de la ingestión del agua ozonizada y hasta el aceite ozonizado gracias a una serie de estudios que han descubierto sus propiedades en la piel.

Higiene y desodorización

Además de ofrecer excelente resultados para la piel, el ozono también funciona como una solución para curar pequeñas heridas bucales, como las heridas generadas luego de una extracción dental o aquellas más pequeñas e imperceptibles a simple vista con tan solo hacer gárgaras debido a su efecto biocida, e igualmente produce un efecto desodorizante cuando lo utilizamos para lavarnos las manos con agua ozonizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies