¿Por qué el Bitcoin es también ecológico?

¿Quieres invertir en Bitcoin, pero te preocupa su impacto ecológico? La criptomoneda más valiosa despierta sentimientos encontrados en la comunidad. Mientras que algunos están ansiosos por hacerse con la divisa creada por Satoshi Nakamoto, otros, como el polémico Elon Musk, prefieren no tener nada que ver con la moneda por su preocupante huella de carbono.

Es cierto que Bitcoin, y muchas otras criptomonedas, tienen un problema de contaminación por emisiones de carbono. La cantidad de energía que consume no es buena para el planeta.

Pero, afortunadamente, no todo es malo. Incluso Bitcoin puede ser ecológico. ¿Quieres saber cómo? Continúa leyendo. Analizaremos el impacto de esta criptomoneda y qué se está haciendo para minimizar las consecuencias.

¿Qué son las criptomonedas?

Antes de hablar sobre el impacto ecológico de Bitcoin, definamos qué son las criptomonedas.

Las criptomonedas son activos digitales que funcionan sobre una cadena de bloques, también conocida como Blockchain, que puede usarse como moneda de pago, intercambio, donaciones y remesas.

Bitcoin verde

Las criptodivisas son monedas descentralizadas, libres de cualquier control gubernamental y bancario. Son los usuarios, quienes a través de una prueba –consenso o trabajo–, validan las operaciones.

Estos intercambios son instantáneos. Las transacciones se reflejan en los monederos al instante.

El principal atractivo de las criptomonedas a día de hoy es su volatilidad. Cambian constantemente de valor.

Por ejemplo, a principio de 2008, Bitcoin valía unos pocos centavos. Años más tarde, se revalorizó llegando a superar la barrera de los $30.000. Quienes tenían Bitcoin desde sus inicios se hicieron, prácticamente, millonarios.

Y eso es lo que atrae a las personas. La probabilidad de que sus inversiones adquieran una dimensión tan bestia.

Además, hoy en día, tanto tú, como yo, personas comunes y corrientes con conocimientos limitados en criptomonedas, podemos invertir y comprar Bitcoin, Ethereum y otras divisas, si usamos la aplicación correcta.

Nosotros te recomendamos immediate edge, un programa para comprar criptomonedas que te ayuda desde el primer momento a configurar los parámetros para comerciar en línea con divisas digitales.

Bitcoin y los problemas ecológicos

El furor de Bitcoin quedará para los libros de historia como el instrumento financiero digital que enloqueció a millones de personas. También su descenso en términos de imagen por el problema ecológico que ella, y otras criptomonedas, presentan.

Para entender por qué Bitcoin y la comunidad ecológica no se llevan bien, expliquemos cómo se validan las operaciones en la cadena de bloques.

Bitcoin utiliza el protocolo de Prueba de Trabajo (PoW) donde los mineros –las personas que validan en el Blockchain– resuelven problemas matemáticos para añadir nuevos ‘hash’ a la cadena de bloques, recibiendo a cambio una recompensa.

Los problemas matemáticos son tan complejos que se necesitan ordenadores especializados en minería Bitcoin para validar las operaciones y mantener la armonía en el sistema.

Son horas y horas de transacciones validándose. Tiempo en que los dispositivos consumen demasiada energía. Estamos hablando de cientos de miles de ordenadores en todo el mundo. Existen hasta granjas de minería Bitcoin que consumen cantidades alarmantes de energía.

Según informes, procesar una sola transacción de BTC requiere más de 2.264 kilovatios-hora (kW) de electricidad. Al año, esta potencia equivale al consumo de energía de países pequeños, como Chile o Bélgica.

Una completa locura.

Cifras como la mencionada han motivado que empresas, como Tesla, decidan no aceptar Bitcoin como método de pago para mitigar el impacto ecológico de Bitcoin y su protocolo de minería.

¿Por qué el Bitcoin es también ecológico?

Es cierto que la reputación de Bitcoin en términos ecológicos no es precisamente buena. Son más las noticias en contra que a favor.

Pero, lo que se omite en las noticias son de las campañas encaminadas a cambiar el modelo de huella de carbono de Bitcoin.

¿De qué tratan? Proyectos diseñados con el objetivo de que la cadena de bloques de Bitcoin funcione con energía renovable.

mineria bitcoin emisiones de carbono

Algunos especialistas creen que las famosas granjas de Bitcoin podrían funcionar perfectamente con plantas de energía renovables, limitando el consumo de electricidad tradicional y minimizando así la huella de carbono que emite la criptomoneda más importante del planeta.

También se ha hablado de otras soluciones, como parques solares o eólico, para impulsar el uso consciente y ecológico de las criptomonedas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies