Los huertos urbanos están de moda

Que el huerto urbano está de moda es algo que nadie puede negar, pues desde principios del 2000 hasta nuestros días han aumentado en un 98%. Este fenómeno comenzó a forjarse como necesidad social a finales del siglo XX como terapia para reducir el estrés, pero el factor determinante que ha favorecido su propagación y que las ciudades que habitamos sean cada vez más verdes ha sido la crisis económica que comenzara en el 2008.

Si, por estrés, por asegurarte alimentos sanos o por necesidad estás interesado en cultivar un huerto urbano, comienza a informarte con páginas tan interesantes como las que vas a encontrar en los enlaces de este artículo.

No es de extrañar que los huertos domésticos estén moda, pues son muchas las ventajas que tienen sobre los ciudadanos que se deciden a dar este ecológico paso.

Principales ventajas de los huertos urbanos

Aunque un huerto urbano nos reporta incontables ventajas, tanto a nivel físico, como mental y emocional, vamos a enumerar algunas de las destacadas.

En primer lugar, aportan valor,salud y calidad a nuestros alimentos y tomamos conciencia del valor nutritivo que tienen los productos frescos, aumentando nuestra conciencia ecológica. En este sentido, tener tu propio huerto permite el fomento de un desarrollo sostenible de las ciudades, potenciando el compromiso por un mundo mejor.

Este compromiso que adquirimos con nuestro proyecto fomenta, así mismo, la paciencia, pues es una actividad que requiere tiempo para ver los resultados, sumamente importante en una sociedad que vive ligada a la inmediatez y en la que pocas veces se recompensa el esfuerzo de los trabajos que requieren de más atención, cuidados y tiempo. Este es un gran valor que podemos inculcar en nuestros hijos si los acercamos al cultivo hortofrutícola desde edades tempranas.

Los huertos urbanos están de moda

Otra gran ventaja es que aprenderás a reciclar y sabrás apreciar el valor de todo lo que tirabas con anterioridad y como la madre tierra todo lo aprovecha. Los desechos orgánicos se convertirán, de repente, en tu gran aliado para convertirse en abono para los cultivos. una técnica de reciclaje que se denomina compostaje.

Una ventaja innegable que nos favorece a todos es que esta tendencia mejora notablemente el entorno, compensando en cierta medida el impacto tan negativo que supone el exceso de cemento y los ladrillos. Con los huertos urbanos se revitalizan los barrios de la ciudad y ayudan activamente a reducir las emisiones netas de CO, evitando en cierta medida el deterioro de la calidad del aire en las ciudades.

Los huertos urbanos, cuando hablamos de aquellos que son espacios compartidos y divididos en pequeñas parcelas para varios usuarios, también fomentan las relaciones sociales, especialmente interesantes para aquellos grupos sociales que se encuentran en peligro de exclusión social. Algunas investigaciones, como la que se llevó a cabo en Melbourne, hizo especial hincapié en los barrios que se llenan en este tipo de actividades, reduciendo las tensiones y fomentando la integración social entre grupos heterogéneos.

Los huertos urbanos son mucho más que una moda pasajera

Aunque desde el principio de este artículo hemos hecho referencia al fenómeno del cultivo urbano, ya sea en espacios compartidos, en las escuelas o en el propio hogar, como una moda, la realidad es que es mucho más y esta tendencia ha llegado para quedarse definitivamente.

Por eso vamos a terminar este artículo ofreciendo algunos consejos a aquellos que llevan un tiempo pensando en crear su propio huerto urbano en casa.

En primer lugar, deberás buscar una zona exterior soleada, que puede ser una terraza, un balcón o incluso una ventana, las posibilidades son infinitas si investigamos un poco y utilizamos técnicas para aprovechar bien los espacios. Lo ideal es que elijas un lugar que cuente con un mínimo de 4 o 5 horas de sol directo al día. En caso de no contar con ningún espacio con tantas horas de sol, no te desanimes, tan solo deberás hacer un estudio para cultivar aquellas plantas que no necesiten tanta luz para su desarrollo.

Otra cuestión a tener en cuenta será la elección de los recipientes, que deben tener como mínimo 20 centímetros de altura, ser anchos y contar con un desagüe para que el agua no se acumule y termine pudriendo las raíces de las plantas.

Para alimentar tu cultivo, elige un sustrato ligero, que cuentee con una gran capacidad de retención de agua y nutrientes, y empieza a informarte desde ya a cómo utilizar tus residuos orgánicos para devolvérselos a la naturaleza, en este caso a tu cultivo, en forma de compostaje.

El riego es uno de los factores cruciales para que tengas éxito en tu cultivo. La mejor opción son riegos periódicos para mantener siempre la tierra húmeda, pero sin que presente exceso de agua. La cantidad, en cualquier caso, dependerá de las plantas que estemos cultivando y de la estación del año en que nos encontremos, así que deberás dedicarle especial atención a este apartado e informarte bien de las necesidades de riego de todos y cada uno de tus cultivos.

Po último, para evitar plagas en tu huerto, lo más importante es que cultive cada alimento en su época, utilizar un buen sustrato, elegir un buen lugar de cultivo, utilizar productos preventivos, como es el caso del extracto de ortiga, y ser constantes con el riego.

Como puedes ver tener un huerto urbano supone un aprendizaje constante y esta es quizás una de las experiencias más gratificantes, ver tu propia evolución hasta convertirte en un auténtico experto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies