Explicación del ciclo del agua

El ciclo del agua, es el proceso por medio del cual el agua se transforma y circula en la Tierra, moviéndose de un lugar a otro, y cambiando de estado físico, intercambiándose entre estado liquido a gaseoso o sólido, o de estado gaseoso a líquido, según las condiciones ambientales del momento.

Generalmente, en el planeta tierra, el agua se encuentra distribuida proporcionalmente entre mares, ríos y lagos en estado líquido; en estado sólido encontraremos los glaciares de los polos y las montañas, y el estado gaseoso solo lo vemos en las nubes.

ciclo del agua

El estado físico del agua va depender de la fase del proceso en que se encuentre, ya que la misma se mantiene circulando en cada una de sus etapas debido a las diferentes variaciones de la temperatura que le permiten transformar su estado,  de esta manera, al aumentar la temperatura, el agua se evapora, mientras que, al disminuir la temperatura, el agua pasa a un estado líquido y consecutivamente a estado sólido. Para entender mejor estas transformaciones, seguidamente, se explica de forma esquemática cómo circula el agua en cada una de sus fases:

En primer lugar, hay que precisar que el ciclo del agua no tiene un punto de inicio. Pese a ello se asume que el punto de partida se localiza en el océano, ya que es allí donde se percibe una notable cantidad de agua en la Tierra. Por otro lado, cabe apuntar que el ciclo del agua se desempeña por la actividad del Sol.

Relacionado: Colaboramos con Línea Verde

Fase 1: Evaporación

En esta primera fase, se inicia el ciclo, cuando el sol calienta el agua de los ríos, lagos, lagunas, mares y océanos, y esta se transforma en vapor y sube a la atmósfera junto con el aire.

Este vapor asciende hasta la parte más alta de la atmósfera, alcanzando el aire más frío, y provocando que el agua pase a condensarse en forma de nubes, y se produzca la siguiente fase.

Fase 2: Condensación

Durante esta fase, el vapor de agua que ha subido a la atmósfera, se condensa en formas de nubes y neblina, ocasionando gotas de agua, o lluvia, lo cual permite que el agua pase a su estado líquido nuevamente, al producirse las precipitaciones.

Fase 3: Precipitación

La precipitación es el tercer paso en este ciclo. Y sucede cuando el agua condensada  cae a la superficie en forma de pequeñas gotas de agua.

En algunas zonas frías del planeta, el agua pasa del estado líquido al sólido y puede  precipitarse como nieve o granizo, persistiendo sólido por miles de años. Posteriormente, se derrite  el agua volviendo al estado líquido en un proceso conocido popularmente  como fusión.

Fase 4: Infiltración

En este proceso el agua que ha caído en la superficie terrestre como resultado de las precipitaciones pasa a estado líquido al derretirse cuando llega la primavera y van   irrumpiendo en el suelo. En seguida, el agua fluye por la superficie y una parte suele beneficiar a la naturaleza y los seres vivos, mientras que la otra se regresa a los océanos o fluyen sobre el suelo en modo de corrientes superficiales, produciéndose la última fase.

Fase 5: Escorrentía

La escorrentía es la fase final del ciclo del agua. Y comprende el deslizamiento del agua a través del espacio terrestre, debido a las pendientes y daños del terreno, para unirse de nuevo a los ríos, lagos, lagunas, mares y océanos, volviendo al inicio del ciclo y provocando  la erosión y transporte de sedimentos.

El agua que no se fluye hacia ningún río o el océano, es almacenada en la superficie de la Tierra en forma de lagos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies