El aclareo de bosques

Los bosques son muy importantes para el planeta. Los árboles proporcionan el oxígeno que necesitan los seres vivos y materia prima para construir bienes. Sin embargos, hay diversos fenómenos que perjudican el crecimiento, desarrollo y convivencia de los árboles en los bosques, como los incendios forestales, el cambio climático y el entorpecimiento entre los mismos. Esto obliga a las empresas y personas a controlar y administrar la distribución de las plantas perennes podando con motosierras de gasolina apuntando a seleccionar solo aquellos árboles fuertes y prometedores.

Lo anterior es conocido como el aclareo de bosques que, en pocas palabras, comprende la distribución  de la población de plantas y árboles con el objetivo de mejorar la producción de bienes de materia prima.

La competencia de los árboles por los nutrientes, la entrada de luz y agua es fuerte, y si no se toman las medidas necesarias, los resultados esperados al aprovechar la materia prima de los árboles serán decepcionantes.

En esta publicación explicaremos qué es el aclareo de bosques, para qué se utiliza, cuál es su importancia y, finalmente, el procedimiento usado.

¿Qué es el aclareo de los bosques?

El aclareo de los bosques es un método de control que consiste en cortar y redistribuir los árboles y plantas con el objetivo de administrar los bienes de producción. El foco del aclareo es eliminar las materias primas no rentables, según las características de la producción, y quedarse solo con los árboles y plantas prometedores.

El aclareo de bosques

En extensiones de terreno, como bosques y selvas, los seres de origen vegetal compiten por los recursos y el espacio. Es común que solamente algunos árboles perennes se queden con el agua y la luz, ya sea porque crecieron primero o sus copas bloquean la entrada de los rayos del sol, perjudicando el crecimiento del resto. Cuando no tienen espacio suficiente, se entorpecen y desarrollan características diferentes. Por ejemplo, unos son anchos y altos, mientras que otros son delgados y bajos.

Lo recomendado es regular la cantidad de árboles y plantas según la producción y las dimensiones del terreno. Y el mecanismo usado para dicha labor es el aclareo de bosques. Se toma en cuenta la cantidad de seres en el terreno, su distribución, la calidad de los mismos, el tiempo de maduración y enfermedades para, posteriormente, eliminar los que se consideran menos rentables.

Para qué sirve el aclareo de bosque

Si se quiere tener un bosque sano y de calidad, se necesita hacer un aclareo. ¿Qué se consigue? En primer lugar, materia prima aprovechable para la producción. Durante el procedimiento de administración y redistribución, se seleccionan solo aquellos árboles que sean saludables, con troncos aptos para la manufactura y buena esperanza de vida.

En segundo punto, mitigar las consecuencias de los incendios forestales y el cambio climático. Estos elementos son usuales en los bosques, más en estos momentos de incertidumbre climática. Lo más inteligente es tomar medidas de prevención y usar herramientas de adaptación al espacio, como el aclareo de bosques.

Si no se hace un aclareo, las consecuencias tanto para el terreno, como para la producción, serán significativas. Por ejemplo, la mayoría de los árboles serán pequeños, delgados y con baja esperanza de vida. Características que no son para nada positivas. Un aclareo de calidad implica mayores ganancias.

Cómo funciona el aclareo de bosques

Si bien se recomienda que este procedimiento de administración de materia lo realice un profesional, la premisa no es difícil de comprender. Primero se seleccionarán los árboles que compartan cualidades de tiempo, diámetro y crecimiento.

Segundo, se identificarán la naturaleza de los árboles. Estos se clasifican según el dominio y ubicación en el terreno. Por un lado, tenemos a los árboles aislados, quienes no comparten extensión con otros y reciben la luz de sol sin ningún inconveniente. Luego tenemos a los árboles dominantes, que son los que tienen copas por encima del techo y reciben toda la luz del sol en un diámetro; al contrario de los árboles suprimidos, quienes se encuentran por debajo del techo y no reciben la luz de manera directa o por los lados.

gestion de bosques

Finalmente, se podarán los árboles de ‘menor calidad para la producción’ y aprovecharán los árboles de mayor calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies