Datos ecológicos para mejorar el medio ambiente

Los datos ecológicos que se han recopilado a lo largo de esta década demuestran que la ecología y el medio ambiente son temas que requieren nuestra total atención. Nos urge como humanidad cuidar nuestro ecosistema. De no hacerlo, continuaremos experimentado alteraciones en los ciclos naturales. La buena noticia es que mejorar el medio ambiente es bastante sencillo, pero es una tarea que todos debemos cumplir.

Nuestros amigos de EnergiaToday han publicado una infografía muy interesante. En ella se muestran datos ecológicos alarmantes acerca de cómo el consumismo actual ha influido negativamente en el cambio atmosférico. En Cuidemos El Planeta queremos hablarte sobre ello y de qué acciones puedes tú tomar para mejorar el medio ambiente. Comencemos.

datos-ecologicos-energiatoday-infografia

Usa bolsas de tela

Luego de descubrirse el plástico en 1860, este comenzó a adquirir cientos de usos dada su bajo coste de producción y la calidad que ofrecía para cada producto. Como resultado, hoy en día estamos rodeados de plástico. Por ello es normal incluso llevar las compras en bolsas de plástico, sustituyendo a las de papel pensando que “es más ecológico”. Ninguna de las dos lo es.

SI bien las bolsas de papel representaban un peligro para la deforestación, las bolsas de plástico influyen directamente sobre la atmósfera. Y es que se ha comprobado que cada bolsa de plástico tarda hasta 1.000 años para degradarse de forma natural.

Lo peor de esto es que cada minuto en el mundo se usa aproximadamente un millón de bolsas de plástico y los datos ecológicos revelan que menos del 5% se reciclan anualmente. Necesitaríamos mucho tiempo, más allá de la existencia del planeta para poder acabar con todas ellas.

¿Qué puedes hacer? No podemos destruir todas las bolsas existentes, pero si evitar que se fabriquen más. ¿Cómo? Comenzando a usar bolsas de tela. Son reutilizables y mucho más orgánicas que las de plástico. Si nos ponemos de acuerdo, la demanda de bolsas de plástico descendería, haciéndolo un negocio no rentable. Y estaríamos salvando al planeta.

Consumo de electricidad consciente

El auge de la tecnología ha incrementado el consumo de energía eléctrica. Esto no es del todo malo. El problema se da cuando el origen de la energía afecta al planeta tierra. Si la energía que llega a tu casa proviene de una planta termoeléctrica u otro tipo de generadora de electricidad no ecológica, procura consumir lo necesario. Con ello, no solo ayudarás a mejorar al ambiente, también ahorrarás algo de dinero a fin de mes.

Datos ecológicos revelan que solo un niño en el occidente del planeta puede lavar hasta 200kg de ropa. Además, el 5% de la población mundial consume el 25% de la energía eléctrica.  A su vez, el uso desmedido de la calefacción genera anualmente más de 400kg de dióxido de carbono.

Todas estas emisiones de dióxido de carbono han influido negativamente sobre el planeta tierra. Desde el siglo XIX nuestro planeta ha elevado su temperatura 0,8ºC. Esto es suficiente para derretir un cubo de hielo.

¿Qué puedes hacer? Lava la ropa necesaria, desconecta los equipos que no estés utilizando, abrígate un poco más en épocas de frío. Esto creará un gran impacto en la conservación del planeta y al mismo tiempo verás como mejoran tus finanzas.

Consume menos plástico

Por si no lo sabías, el 40% del plástico usado en envases no se reutiliza. Es desechado. Ya hablamos de cuánto tarda una bolsa en descomponerse. Imagina cuanto más un envase que contiene mayores proporciones de plástico. Lo peor de todo es que la mitad el plástico que se conoce hoy en día se ha fabricado desde el año 2000 hasta nuestros días.

¿Qué puedes hacer? Para empezar, dejar de comprar envases de plástico y, si lo haces, piensa en que otro uso puedes darle. Poco a poco irás dándote cuenta de lo que es necesario en tu vida y lo que no. También verás que no todo lo que ves, lo necesitas. Como consecuencia, gastarás menos dinero y podrás tener una mejor finanza.

Sé más limpio

Justo ahora los océanos del planeta tienen miles de toneladas de plástico flotando. Como resultado, aves, peces y tortugas lo consumen por error lo cual provoca que más especies marinas y voladoras mueran. A la larga, este consumo de plástico podría provocar la extinción de estas especies. El mar está repleto de botellas de plástico y colillas de cigarro. Sé consciente, las playas no son para almacenar basura.

¿Qué puedes hacer con lo que ya no necesitas? Colócalo en un recipiente de basura según su tipo y deja que los organismos encargados de reciclar esos materiales hagan el resto.

Solo tú puedes salvar el planeta

Es momento de que tomes consciencia sobre el futuro de tu planeta, tu hogar. De seguir esta contaminación indiscriminada con la propagación de CO2 al ambiente por el consumo eléctrico y el desperdicio de plástico, luego del 2030 no habrá vuelta atrás. La humanidad estará perdida y no podremos salvar al planeta. Es tu deber, pero también es tu decisión. Sé parte del cambio, pero también motiva a otros a mejorar el planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete gratis si eres amante de lo EcológicoVídeos, consejos, productos, naturaleza

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies