¿Cuánto contamina un coche tradicional?

Para el año 2035, se estima –y ordena- que en toda la Unión Europea ya no habrá producción de vehículos accionados por combustible fósil, como manera de ayudar a minimizar el cambio climático. Esto está acelerando la creación de autos eléctricos e híbridos. Pero ¿cuánto contamina un coche tradicional en realidad?, porque no vemos que en otros continentes (salvo el asiático), se estén tomando acciones similares.

Mucho esfuerzo están haciendo las compañías por diseñar autos más ajustados a las normas ecológicas y es tangible para todos nosotros. Nada más con adquirir una pieza en cualquier recambio coche profesional, se notan adelantos en los materiales con los que son construidos, más amigables con el planeta.

Además, los procedimientos para reciclar o refundir sus piezas y así crear nuevas o para otros fines, hacen que su vida útil trascienda mucho más allá.

Por ende, la pregunta de cuánto contamina un coche tradicional se enfoca en lo que hace directamente en uso, pero tiene una contraparte que es beneficiosa para el planeta: la acción cívica de su propietario, puede colaborar a minimizar el impacto contaminante tan solo acatando las indicaciones de gobiernos, organizaciones ecologistas y más directamente, de todo aquello relacionado al mundo automovilístico, que se encuentra conectado de manera directa con la conciencia ecológica.

Cuánto contamina un coche tradicional

Cuánto contamina un coche tradicional

Un vehículo promedia una vida útil de 12 años o 300.000 kilómetros (25.000 kilómetros al año) antes de sufrir cambios radicales como el anillado y rectificado del motor y el recambio de piezas internas y externas que van modificando su composición original.

No existe una cifra exacta, ya que es difícil medir cuánto contamina un coche tradicional en su expulsión de gases, pero sí se sabe cómo afecta cada uno de los cuatro principales que emite. A saber:

Dióxido de Carbono

No es un gas contaminante, pero sí afecta como contribuyente directo al efecto invernadero que acelera el calentamiento del planeta, lo que de manera indirecta va trastocando el desenvolvimiento de los seres vivos.

Cuánto contamina un coche tradicional: Monóxido de Carbono

Es uno de los gases que más peligro genera en los seres humanos al cohibir la oxigenación en la sangre, pasando a un aletargamiento que antecede a un rápido desvanecimiento y parálisis de las funciones corporales, provocando la muerte de manera pronta. El detalle: Es difícil de captar que se está inhalando, hasta que los síntomas se presentan.

Óxido de Nitrógeno

Combina óxido nítrico y dióxido de nitrógeno, pudiendo afectar de manera interna como externa a los seres vivos, además de que en amplias concentraciones aéreas, crea el llamado smog fotoquímico, capaz de afectar la visión, paladar y estabilidad cerebral de las personas y animales.

Cuánto contamina un coche tradicional: Partículas en Suspensión

Los vehículos las producen y se materializan en lo que conocemos como hollín, que puede afectar tanto a las vías respiratorias como por igual a los ojos. Es uno de los agentes contaminantes que la Organización Mundial de la Salud advierte como causal de cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Cuánto contamina un coche tradicional con sus partes y accesorios

De manera coloquial, los autos con el paso de los años “se van destartalando” y si no hay respeto por el medio ambiente, vemos cómo en cientos de países los ciudadanos arrojan las piezas a mares, ríos, lagos, quebradas, canales contaminando las aguas y creando obstrucciones que paulatinamente van afectando los suelos, plantaciones, urbanismos aledaños.

El mal uso de los agentes químicos derivados del petróleo o no para el cuidado, lubricación y mejoramiento estético del vehículo, es parte de la suma infinita que tratamos de dilucidar en esta premisa de cuánto contamina un coche tradicional.

Para llegar a una conclusión ad libitum y que quede como un llamado a la reflexión de nuestros lectores, cuánto contamina un coche tradicional depende directamente de la actitud, responsabilidad y acciones  de los propietarios de vehículos.

Minimizar su impacto es tarea de los fabricantes de vehículos en comunión con universidades, gobiernos, ingenieros, grupos ecologistas, pero que todo se materialice, amerita de que todos los usuarios directos e indirectos de coches, tomen conciencia de su rol protagónico en la defensa del medio ambiente, por una tecnología de vehículos más limpia y un tratamiento del vehículo apropiado para que ninguna de sus partes, componentes ni emisiones, se transformen en mayor carga para el planeta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies