Contrata energía verde y sostenible en casa

 

¿Quién no conoce a día de hoy la energía verde? ¿Quién no ha oído hablar de sus beneficios para nuestro planeta? Son el pilar de la transición energética. Cambiar el modelo actual de producción de energía basada en combustibles fósiles garantizará que se satisfagan las necesidades energéticas de la población mundial y, lo que es más esencial, sin sacrificar la salud de nuestro planeta.

 

Ha llovido mucho desde que el francés Alexandre Edmond Becquerel descubrió el efecto fotovoltaico en 1838 y posteriormente Charles Fritts desarrolló la primera célula fotoeléctrica (también llamada célula solar, cuya función es convertir la energía luminosa en energía eléctrica) en 1883. Y hoy, la energía solar fotovoltaica, una de las energías verdes más importantes, está plenamente implantada en nuestro mundo y cada día trabajamos en nuevos avances que multipliquen sus posibles usos.

 

Sol, viento, energía hidráulica… Son las energías verdes más conocidas y probablemente las más utilizadas.

 

Por ejemplo, según el análisis de la energía eléctrica, en nuestro país las energías renovables suponen el 53,4% de la estructura eléctrica instalada de la península, y el 46,6% de las energías no renovables.

 

Esta es una estadística sorprendente, ya que los consumidores son cada vez más conscientes del cuidado del planeta y la energía verde está progresando en la producción de energía. Veamos qué beneficios trae esto al usuario.

 

Actualmente, los consumidores pueden disponer de energía verde de una compañía eléctrica que proporciona energía 100% renovable y sostenible.

 

La rentabilidad esencial de esta fórmula es que los usuarios obtienen ahorros al elegir energía verde de un recurso natural inagotable. En segundo lugar, y muy importante, hacer una contribución sostenible al medio ambiente mediante la reducción de las emisiones de dióxido de carbono.

 

Al consumir energía verde, además de proteger nuestro bolsillo y el planeta, se promueve e impulsa la creación de empleos en la industria, que alcanzará los 40 millones de puestos de trabajo en 2050 si se cumple la previsión de la Agencia Internacional de Energías Renovables.

 

Otro de los beneficios de apostar por la energía verde es que podemos evitar la dependencia energética de otros países generando suficiente energía a partir de fuentes renovables para cubrir las necesidades nacionales.

 

Además de consumir energía procedente de contratos con empresas de energías renovables, otra opción más beneficiosa para los usuarios es el autoconsumo eléctrico. De la producción de la energía que solo necesitamos se pueden obtener grandes ahorros porque evitamos todos los impuestos que actualmente gravan los recibos eléctricos tradicionales.

 

¿Cómo puedo suministrar energía verde en mi casa?

 

Como saben, hoy en día hay muchas compañías eléctricas y hay dos mercados claramente diferentes, el mercado libre y el mercado regulado, en los que se celebran contratos de electricidad.

 

  1. Empresas de mercado libre: son aquellas comercializadoras que ofrecen a los consumidores sus propias facturas de luz. Desde la liberalización del mercado español han surgido un gran número de empresas eléctricas de energías renovables, que han diseñado sus propios catálogos de precios de la electricidad, tratando de cubrir todos los perfiles de consumidores de electricidad competentes en el gran mercado energético.

 

  1. Empresas de mercado regulado, o también denominadas comercializadoras de referencia: estas empresas ofrecen tarifas PVPC (precios voluntarios para pequeños consumidores) a precios fijados por el propio gobierno español.

 

Todas las empresas que proveen energía verde pertenecen al mercado libre de energía.

 

¿Qué empresas proporcionan electricidad renovable?

 

Hoy en día, es más fácil que nunca encontrar servicios de electricidad que proporcionen energía verde. Algunas de las compañías eléctricas que lo proveen son:

 

  • Grandes comercializadores que ofrecen precios de energía verde a sus clientes a pesar de seguir produciendo fuentes de energía no renovables como petróleo, carbón, gas natural o nuclear.
  • Pequeñas empresas comerciales especializadas en energías renovables;
  • Cooperativas de energías renovables que requieren la afiliación del consumidor para recibir servicios en el hogar.

 

 

Los precios de la electricidad para las energías renovables no son más altos que los de las fuentes de energía fósiles o convencionales, ya que estas empresas intentan mantener precios similares a los establecidos por el gobierno. Por tanto, no existe ninguna relación entre el tipo de electricidad adquirida y los precios de mercado a los que se factura. Sin embargo, para que el cliente pueda contratar la tarifa más adecuada para él a un precio reducido y en las mejores condiciones, debe comparar todas las ofertas verdes que hay en el mercado.

 

Para el autoconsumo, la producción de energía requiere una gran inversión inicial, pero es un sistema rentable a largo plazo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies