¿Contamina la tecnología láser?

Si bien las nuevas tecnologías en pro de la protección de la vida humana, animal y vegetal (porque los láser afectan a todo lo orgánicos), se han afanado en hacerla más limpia y menos riesgosa que lo que su tecnología, efecto físico y los efectos de la ciencia – ficción le han transformado, aún hay vestigios que indican que efectivamente contamina la tecnología láser a los ya citados. He aquí algunos ejemplos.

Su propia conceptualización

Un láser es una fuente de luz que emite una radiación coherente unidireccional que es producida por una emisión estimulada. Ya al leer que emite radiación, entendemos que ciertamente contamina la tecnología láser.

Leyes en España dan a entender que mantienen vigilancia sobre el uso de la energía láser en sus distintas formas, en pro de prevenir la contaminación lumínica y así aupar el fomento del ahorro y eficiencia energéticos derivados de las instalaciones de iluminación. Porque todo exceso de energía, es dañino y por ende, un contaminante.

Cómo contamina la tecnología láser en su uso para la medicina

La llamada “columna de humo” es un contaminante descrito como una suspensión de partículas en un gas, resultante de la utilización de un instrumento láser e instrumentos ultrasónicos, que contiene a las partículas de mayor tamaño, las cuales crean un daño biológico al que se le debe dar prioritaria atención.

El llamado “humo quirúrgico” proviene de la utilización de cualquier instrumento electro quirúrgico láser y contiene partículas de manera mucho más pequeñas que la columna de humo, lo que las hace peligrosas por su nivel de daño químico.

Sigue en estudio el detalle de la composición química y física que combinada, resulta una manera recurrente en pabellones quirúrgicos a los cuales contamina la tecnología láser por contener a las partículas, pero ya está claro que resulta potencialmente peligroso.

Contamina la tecnología láser

En la industria de la construcción

Punto interesante a estudiarse. Aquí no es que contamina la tecnología láser, sino el cómo se utiliza y se puede transformar en un problema de salud pública.

Por ejemplo, el uso de un metro laser es una manera beneficiosa, exacta y diligente de hacer un trabajo. Pero es el operario el factor incidente al darle un mal uso (operándolo o jugando con él). Causar daño a las retinas de personas o animales, de manera voluntaria o no. No contemplar lugares reflectantes que puedan afectar a terceros y causar accidentes a personas que dañen obras, vida animal o vegetal. Todo eso es factible y puede resultar en daños ecológicos y por tanto, de contaminación micro o/a macro.

De operarse correctamente, como fácil y debido es, un metro láser es entonces una bendición económica y laboral.

Las impresiones y grabados

Las impresoras y grabadoras láser poseen agentes químicos que resultan altamente tóxicos ante cualquier error de manipulación e incluso en la correcta, si no se atiende el efecto residual de los agentes químicos para la coloración o del propio proceso cotidiano de marcaje en el metal o componente plástico que pueden crear residuos contaminantes.

Ambas situaciones han ido siendo desplazadas por máquinas más efectivas y precisas, post estudios de las diversas manera como contamina la tecnología láser al usar dichos métodos que ya en Asia y Europa obsoletos están quedando ya.

Formas diversas por las cuales se contamina la tecnología láser

Sí, un láser se contamina y crea una reacción adversa patógena en el ambiente, dañina para los seres vivos. Los contaminantes pueden ser:

  • Presencia de agentes químicos en la atmosfera del local donde se utilizará un láser, como material vaporizado, compuestos orgánicos, humos de combustión, gases halógenos como el flúor, cloro y bromo.
  • El óxido de berilio que afecta a los láseres de argón, así como ciertos vapores orgánicos afectan a los láseres de colorante.
  • Una manera en la que contamina la tecnología láser produciendo emanaciones de metales se hace frecuente en los láseres de Cadmio y Helio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies