Cómo producir los mejores abonos caseros

 

Existen muchos fertilizantes orgánicos para plantas que puedes hacer en tu propia casa como el humus, cáscara de huevo, lentejas germinadas, estiércol o el compost. Aquí una guía básica sobre cada tipo de abono casero.

Está claro que las prácticas sostenibles empiezan por casa: reciclaje de basura, hábitos para reducir nuestra huella de carbono, reutilización de envases y otros productos, etc. Y para quienes estén dando sus primeros pasos en el cultivo orgánico, el uso de fertilizantes caseros es una práctica sencilla y sumamente amigable con el medioambiente, ya que se fabrica con ingredientes 100% naturales.

La buena noticia es que estos abonos caseros no necesitan una gran inversión ni conocimientos, y sus materias primas están al alcance de todos. Veamos cada una de las opciones para conseguir abonos caseros sostenibles y muy nutritivos para las plantas.

Hummus de lombriz: Un abono de gran calidad

El proceso de producción de abono a partir de los excrementos de lombrices se conoce como vermicompostaje y es usado en agricultura por los altos valores nutricionales que presenta para las plantas.

En este enlace es posible acceder a una guía paso a paso que explica cómo hacer humus de lombriz casero por si los lectores quieren ampliar la información.

Todas las lombrices generan humus, pero se recomienda utilizar las atigradas y rojas o de California, ya que son más rápidas y aportan los mejores valores nutricionales. Para comenzar es necesario hacer con medio kilo de este tipo de lombrices y un vermicompostero. Se aconseja empezar con unas 1000 lombrices adultas (medio kilo), que comerán aproximadamente un cuarto de kilo de restos de comida por día. En unos pocos meses la población se habrá duplicado.

El estiércol y compost para prácticas más respetuosas con el medioambiente

Estos dos fertilizantes orgánicos se posicionan como los mejores para cultivos amigables con su entorno. De hecho, la Comunidad Europea ha dictado normas que establecen unas prácticas de utilización de estos productos que reducen la posibilidad de contaminación del agua susceptible de ser utilizada como potable.

El estiércol de animal es un fertilizante casero de primer nivel y fácil de conseguir. Enlazamos a un pdf del Ministerio de Agricultura que ha estudiado los nutrientes del estiércol, es decir, el alimento que aporta a los cultivos.

En dicho documento, se explica que el estiércol aporta materia orgánica al suelo y es una fuente de elementos nutritivos para las plantas. “El nivel de materia orgánica presente en el suelo se recomienda que sea de al menos un 2 por 100, por lo tanto, la utilización de estiércol puede ser muy importante en aquellas zonas de España donde este nivel es bajo, como son las regiones de Levante y la Meseta Central, donde su contenido es menor del 1 por 100”, asegura el informe.

El compost, por su parte, genera muchas ventajas desde el punto de vista de bienestar animal. Además, ayuda al manejo del estiércol, aumenta la producción, extiende la longevidad de las vacas y tiene muy bajos costos de inversión en instalaciones.

La cáscara de huevo y un abono rico en calcio

Este abono brinda un aporte extra de calcio, que interviene directamente en el crecimiento de las plantas. Si las mismas se presentan poco desarrolladas o sus hojas están  deformes y decoloradas, son señales de que necesitan más calcio y este abono natural en base a cáscara de huevo es la solución.

Aunque la cáscara de huevo se degrada con mucha facilidad, lo ideal es “picarla” antes de colocarla sobre la tierra. Incluso es buena idea triturarla hasta formar un polvo con ella, para lo cual es recomendable dejarla secar previamente al sol unos cuantos días.

En el caso de colocar sobre la tierra trocitos de cáscara de huevo menos triturados, es decir, que conserven picos y cortes, también habrá otro beneficio: alejarán de forma natural a los caracoles, babosas y otros bichos rastreros.

Lentejas: Un poderoso enraizante natural

Los enraizantes se utilizan sobre todo en épocas de esquejes, para – como su nombre lo indica – ayudarles a sacar raíz lo antes posible y fomentar el crecimiento de una manera  orgánica, casera y muy económica.

Cualquier planta aromática o incluso un árbol, se pueden ver beneficiadas por esta mezcla con ingredientes tan fáciles de conseguir como lentejas y agua, en proporción: una taza de lentejas y cuatro de agua. Se tapa la mezcla durante 8 horas, se quita el agua y se vuelve a tapar hasta el día siguiente, cuando las lentejas habrán germinado. Se les echa el agua que habíamos retirado el día anterior y se repite el proceso para mantenerlas húmedas durante 4 días.

Se hace una especie de pasta batiendo la mezcla, quitando el excendente de líquido que será justamente, lo que utilizaremos de enraizante. Es conveniente diluirlo en agua para que no quede tan concentrado.

5 razones para utilizar fertilizantes orgánicos

  • Son muy ricos en micronutrientes y macronutrientes, por lo que mejoran la estructura del suelo en el mediano y largo plazo.
  • Permiten aprovechar casi todos los residuos orgánicos. En este artículo hemos visto algunos ejemplos, pero en cualquier tipo de abono natural casero se utilizan desperdicios, por lo cual es una práctica muy sustentable.
  • Mantienen la humedad y los nutrientes necesarios en el suelo para cada tipo de plantaciones.
  • Son más económicos, debido a que se fabrican con residuos o ingredientes muy asequibles y que necesitan menos energía para elaborarlos, a diferencia de los fertilizantes o enraizantes químicos.
  • Generan cultivos más sanos, libres de químicos y con todas las propiedades que deben tener. En el caso de ser cultivos alimenticios, podemosestar tranquilos de que serán mucho más saludables.

En definitiva, ya sea por motivos medioambientales o económicos, el uso de abonos, fertilizantes y enraizantes naturales puede traer grandes beneficios, tanto a quien practica el autocultivo como al pequeño, mediano y gran productor.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies